¿Qué ver en Zamora? Zamora te sorprenderá en todos los sentidos. Te proponemos empezar por su casco antiguo, que tiene la calificación de conjunto histórico-artístico desde 1973.Y, sin duda, los amantes de la historia y cultura románica y medieval podrán sentir esta cultura desde dentro. Conocerás la muralla que defendía la ciudad, construida en los siglos XI y XIII y llamada “La Bien Cercada”. Zamora también destaca por su gran cantidad y calidad de edificios románicos, está formada por veintitrés templos del término municipal y catorce iglesias del casco histórico.
También podrás deleitarte con la catedral con tres naves, una robusta torre y la cúpula de estilo bizantino. No te irás sin ver el Palacio de los Condes de Alba y Aliste, la Puerta de Doña Urraca o de Zambranos y las ruinas del Castillo. Especial atención merece también el río Duero, que divide la ciudad en dos partes, la oeste y la este. El río deja una importante ribera por la que pasear y disfrutar de un gran espacio verde lleno de chopos y álamos, ideales para descubrir mientras te alojas en uno de los hoteles de Zamora.
Así que… si lo que buscas es una ciudad acogedora, tranquila y en la que reina la paz, sin duda deberás alojarte en Zamora. Una provincia muy paseable en la que podrás desconectar de la rutina diaria.
¿Cómo ir a Zamora? Gracias a la situación geográfica en la que está ubicada, Zamora atrae a miles de turistas cada año. En Carretera podrás ir por la A-11 a través de la Autovía del Duero o por la A-66 por la Ruta de la Plata. También cuenta con red de autobuses y ferrocarril.
¿Cuándo ir a Zamora? Decide dónde y cuándo quieres viajar, en esta provincia te esperan los mejores hoteles con encanto de Zamora en cualquier época del año.
¿Qué gastronomía hay en Zamora? Zamora es esencialmente ganadera y la segunda provincia más vinculada a las labores agrícolas, muy relacionada con la producción del trigo y la Tierra del vino. No podrás irte sin probar el arroz a la zamorana de color rojizo al pimentón, el cocido zamorano, con garbanzos de Fuentesaúco, la sopa de ajo, el bacalao a la zamorana, el plato dos y pingada o la sanantonada, una preparación tradicional de las Fiestas de San Antón.
¿Aun estás pensando hacer una escapada a uno de nuestros hoteles con encanto en Zamora? Historia, cultura y gastronomía se unen para que tengas una experiencia de película ¡buen viaje!