Pueblos abandonados en España

Cada vez hay más pueblos que son abandonados en España. En Ruralka hemos querido seleccionar pueblos que son a menudo frecuentados por los amantes del turismo rural y el misterio. En estos pueblos podemos recrear una realidad pasada, en la que imaginemos cómo fue la vida de los habitantes que vivieron en estas poblaciones. 
1- Corbera d’Ebre, Tarragona: 
Corbera d'Ebre es un pueblo situado a 337 metros de altitud y es una de las puertas de acceso a la Comarca de la Terra Alta. Su estratégica situación motivó la destrucción del pueblo en varias ocasiones, siendo en concreto arrasado en la Guerra Civil durante “La Batalla del Ebro”. Tras esta guerra, Corbera d'Ebre quedó totalmente en ruinas y fue en este momento cuando sus habitantes decidieron construirlo de nuevo, aunque dejando estas ruinas como recordatorio de lo sucedido. 
Corbera d’Ebre se puede visitar desde el Hotel Les Capçades (Horta San Joan, Tarragona): Este precioso hotel con encanto está situado en un edificio singular que cuenta con un restaurante donde degustar una cocina autóctona con toques de autor y una piscina interior panorámica donde poder darse un baño a 30 grados de temperatura con vistas a la montaña. 
Foto: Hotel Les Capçades
2- Os Teixois, Asturias: 
Os Teixois es uno de los numerosos pueblos abandonados de Asturias con más encanto. Se considera a Os Teixois una villa abandonada y enclavada en plena naturaleza asturiana que se ha conservado para el turismo. Es más, el conjunto Etnográfico de Teixois ha sido declarado Bien de Interés Cultural al contar con un valioso conjunto de ingenios hidraúlicos en su estado natural.

Os Teixois se puede visitar desde Casona de Labrada (A Pontenova, Lugo): Este hotel con encanto es un impresionante complejo rural exclusivo y sostenible. Compuesto por dos preciosas casas de alquiler completo y una tercera casa de labranza de 1800.

Foto: Casona de Labrada
3- Villaescusa de Palositos, Guadalajara:
Villaescusa de Palositos es un pequeño pueblo en la comarca de La Alcarria, que tuvo gran vida social hasta que sus habitantes emigraron en los años 70. La falta de servicios en este y el aislamiento de transporte lo condenaron al abandono. Cabe destacar que parte de la localidad permanece vallada al comprar un terrateniente gran parte de sus tierras. Este hecho conllevó el derribo de varias de las infraestructuras del pueblo como el Ayuntamiento, las escuelas, la fuente, el lavadero, las calles, viviendas… También se clausuraron los caminos públicos que comunicaban el municipio con los núcleos de alrededor, suponiendo así el corte del Camino de Santiago, conocido como La Ruta de la Lana. 
Villaescusa de Palositos se puede visitar desde Place Du Port (Alocén, Guadalajara): Esta casa rural con encanto ofrece a los huéspedes un sinfín de comodidades, dispuestas con un delicado gusto. Cada paso que das en su interior te induce a pensar que está llena de rincones especiales.
Foto: Place Du Port
4- Belchite, Zaragoza.
Belchite es uno de los pueblos abandonados más famosos de España cuyas ruinas son una muestra real de los horrores que se vivieron durante la Guerra Civil española. 
Belchite se puede visitar desde el Hotel Cienbalcones (Daroca, Zaragoza): Este hotel con encanto destaca por sus preciosas estancias, con altos techos de vigas de madera y las cerchas descubiertas, se distribuyen a lo largo de un edificio antiguo catalogado. Podrás disfrutar de la gastronomía zaragozana en su “Restaurante Ruejo”, donde degustar los platos de sabores tradicionales acompañados de un buen maridaje con vino. 
Foto: Hotel Cienbalcones
5- Avellanosa de Rioja, Burgos:
Este era un pueblo independiente hasta que se quedó sin población, fue entonces cuando pasó a pertenecer a la población de Eterna. Avellanosa de Rioja se considera un pequeño museo al aire libre con un muestrario precioso de viviendas de madera.
Este pueblo abandonado se puede visitar desde el Hotel El Teatrisso (Cuzcurrita del Río Tirón, La Rioja): Este rehabilitado Palacio Señorial del siglo XVII conjuga a la perfección tradición y modernidad con las artes y el culto al vino. Contempla las exposiciones y participa en los talleres que forman parte de la agenda cultural de este hotel con encanto.
Foto: Hotel El Teatrisso
6- Miravete de la Sierra, Teruel:
Miravete de la Sierra es también conocido como "el pueblo en el que nunca pasa nada". Con este eslogan pretendieron en el año 2000 un programa en el que se planteaba repoblar el pueblo ofreciendo a los recién llegados trabajo y viviendas familiares. Desde entonces la población ha aumentado en un 489%, residiendo en la actualidad más de 700 personas.
Este pueblo se puede visitar desde Un Sueño en la Baronía (Corbalán, Teruel): Esta antigua casa del principios del siglo XX podrás disfrutar, descansar y, sobre todo, soñar. En invierno, das un paseo por el pueblo y al llegar al hotel te refugias junto a la chimenea degustando una copa de vino con los dueños que te cuentan todas las leyendas de la zona. 
Foto: Un Sueño en la Baronía
7- Mas del labrador, en Teruel 
Mas del Labrador es un pueblo abandonado, actualmente en ruinas, situado en la Comarca del Matarraña. En La Guerra Civil este pueblo fue bombardeado y gran parte de sus edificaciones quedaron destruidas. Estas nunca fueron reconstruidas debido a la emigración de sus habitantes. El único edificio que se conserva en buen estado es la Iglesia de San Juan Degollado del siglo XVIII.
Este pueblo se puede visitar desde El Racó de Valderrobres (Valderrobres, Teruel): El Racó de Valderrobles consta de unos apartamentos con encanto muy cuidados, de piedra y madera y alguno de ellos con jacuzzi en las habitaciones para relajarse después de un gran día visitando Mas del Labrador.
 
Foto: El Racó de Valderrobres
8- La Alemeda en Orejanilla, Segovia
La Alameda es uno de los cinco barrios que forman el municipio de Orejana, y el único de ellos deshabitado, consecuencia por ser el más pequeño y el más aislado. Esta aldea está compuesta por cinco viviendas, dedicadas al cultivo de trigo, cebada y centeno y al pastoreo de las ovejas.
Este hotel se puede visitar desde el Hotel Hoces del Duratón (Sebúlcor, Segovia): En el corazón del Parque Natural de las Hoces del Duratón se encuentra este hotel con encanto de anchos muros y amplias estructuras de madera nobles te dan la bienvenida a esta escapada que te resultará inolvidable. 
Foto: Hotel Hoces del Duratón
¡Esperamos que conozcas pronto algunos de estos pueblos abandonados! 

Regístrate

Descuentos y planes exclusivos para suscriptores.