#NómadasRurales – Roadtrip por Extremadura

Viajar con otros ojos, desconectar para volver a conectar, viajar sin mapa, perderte y dejarte sorprender. Únete a la Tribu de los Nómadas Rurales, una iniciativa de Ruralka y Volvo.
 
Los Nómadas Rurales continuamos viajando por los lugares más bonitos de la geografía española. Esta vez nos encontramos muy cerca de Portugal, concretamente en la comunidad vecina de Extremadura.
Aquí nos espera un viaje único acompañados de Volvo, como siempre nuestro partner in crime, que esta vez nos lleva a descubrir el precioso Valle del Jerte o lugares históricos como Mérida.
 
Nuestro recorrido por tierras extremeñas es largo, pero viajamos seguros, de forma rápida y sostenible gracias a Volvo. Para nosotros, los Nómadas Rurales, generar un impacto mínimo en el entorno mientras viajamos es una de nuestras máximas prioridades y sabemos que Volvo comparte nuestra misma filosofía.
 
Nuestro viaje comienza en Cáceres, en un precioso establecimiento con encanto en Villamiel: Finca el Cabezo. Este caserío rehabilitado nos acoge durante dos noches en un espacio en el que se respira madera, campo, robles y retamas. Su chimenea, sus desayunos con productos de kilómetro cero, su paisaje y su arquitectura transmiten autenticidad por todos lados. 
Durante el primer día decidimos trasladarnos a la ciudad de Plasencia, un destino que se remonta al año 1.186 y que ha sido testigo de varios hechos históricos los cuales pueden entreverse a través de sus vestigios patrimoniales, como lo que queda de las antiguas murallas defensivas de la ciudad o su acueducto.
Foto: Plasencia
Tras pasar toda la mañana recorriendo sus calles decidimos comer en la ciudad y probar la gastronomía de la zona. No hay nada mejor que sumergirse en la cultura y las tradiciones que a través de la gastronomía. Más tarde decidimos coger la carretera de nuevo y partir hacia otro símbolo de Extremadura, el Valle del Jerte; un lugar precioso y perfecto para realizar un bonito pícnic en uno de sus merenderos.
Si sois amantes de la naturaleza como nosotros no podéis dejar de visitar este increíble lugar, si bien, durante esta temporada los cerezos ya no están en flor, todavía podéis recorrerlo a través de sus múltiples senderos y circuitos y, descubrir así, tesoros ocultos como las cascadas o sus espectaculares miradores. 
Ya atardeciendo nos esperan unas dos horas y media de carretera hasta llegar a nuestro refugio en Villamiel, Finca el Cabezo, pero sabemos que ha valido la pena tras adentra
rnos en algunos de los tesoros más importantes de la comunidad.
Por la mañana y tras un delicioso desayuno que nos recarga las pilas cogemos nuestro Volvo y conducimos hasta Cáceres, capital de la misma provincia. 
 
A nuestra llegada descubrimos dos Cáceres totalmente distintas: una es moderna, con mucha afluencia y tráfico mientras que por otro lado se encuentra la Ciudad Vieja de Cáceres declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, ya que se trata de uno de los conjuntos urbanos más completos del mundo y que abarca la época de la Edad Media y el Renacimiento. 
Foto: Cáceres
El Casco Antiguo de la ciudad es nuestro objetivo y pasamos todo el día recorriendo sus calles y descubriendo su patrimonio cultural: los antiguos palacios, las plazas que evocan a todas las culturas que pasaron por ella o las estructuras religiosas como las iglesias.
 
El día se nos pasa volando y decidimos reencontrarnos con nuestra nueva anfitriona en Valencia de Alcántara, en su alojamiento Finca el Cortiñal. El viaje en carretera es largo, pero no se nos hace pesado gracias a la comodidad de nuestro Volvo. Porque no solo es importante la seguridad, en viajes largos en carretera sentirse cómodo mientras conduces es algo indispensable.
Poner un pie en este precioso establecimiento es como trasladarse a la Toscana, o esa es la sensación que nos da: colores ocres, verdes, flores amarillas… todo un placer para los sentidos. 
 
A la mañana siguiente nos espera nuestra próxima parada, la segunda capital de la comunidad: Badajoz. Esta ciudad no tiene nada que envidiar a Cáceres y muchos de sus edificios antiguos son considerados Conjuntos Históricos – Artísticos declarados Bien de Interés Cultural.
Foto: Badajoz
Durante toda la mañana decidimos explorar su patrimonio, como la Alcazaba, la Catedral, las murallas o sus Monasterios. Tras comer en la propia ciudad aprovechamos que estamos relativamente cerca Mérida para conducir hasta allí y visitar este municipio histórico, siendo esta ciudad nuestro último destino.
 
El Conjunto Arqueológico de Mérida es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1993 e incluye, en cuanto a patrimonio romano el Teatro, el Templo de Diana, los acueductos o el puente, entre otros.
Foto: Mérida
Por otra parte, dentro de este conjunto también se integra arquitectura árabe como la Alcazaba.
Recorremos los lugares más importantes de Mérida y, sin duda, este lugar en el que se respira tanta historia es el destino perfecto para acabar con un broche de oro este roadtrip por tierras extremeñas. 
 
Nuestro viaje termina en Mérida y, como siempre, hemos conocido lugares impresionantes que recordaremos toda la vida gracias a Volvo y los increíbles alojamientos que nos han acogido estos días.
Los Nómadas Rurales continuamos descubriendo rincones únicos junto a Volvo y sus coches eléctricos, ¿te atreves a ser uno de los nuestros? ¡Conviértete en un Nómada Rural!

Regístrate

Te regalamos 10 € en tu primera compra de Escapadas Ruralka.