Roadtrip por Huelva y Cádiz


Viajar con otros ojos, desconectar para volver a conectar, viajar sin mapa, perderte y dejarte sorprender. Únete a la Tribu de los Nómadas Rurales, una iniciativa de Ruralka y Volvo
 
Descubre Andalucía de una forma completamente diferente gracias a Volvo y Ruralka. Esta vez nuestros nómadas se trasladan al sur de Andalucía, allí les esperan bosques de castaños, playas infinitas y ciudades inolvidables. ¿Te apuntas?
Nuestro roadtrip comienza en el alojamiento Ruralka El Castañar de Aracena, una preciosa casa rural rodeada de un mar infinito de árboles, castaños ecológicos, para ser exactos. Aquí se respira el turismo rural en cada rincón, en sus paredes de piedra, sus techos de madera y su encantador jardín.
Aprovechamos el día para conducir a la ciudad de Huelva, cogemos nuestro Volvo y llegamos a la capital de la provincia en apenas hora y media. Con Volvo todo son facilidades, gracias a sus coches nos movemos de forma rápida y encima sin dañar el bello entorno que nos rodea. ¿Qué más se puede pedir? Con Volvo el turismo rural es muy fácil.
La ciudad de Huelva no es de las más bonitas de Andalucía, pero sin duda, encanto le sobra. Nada más llegar decidimos pasear por el casco histórico, un imprescindible que, como en muchas otras ciudades, alberga un gran matrimonio cultural como el monumento de Cristóbal Colón, el ayuntamiento o el antiguo Banco de España. Asimismo, en el casco histórico también podremos contemplar la Catedral de Nuestra Señora de la Merced, justo en la plaza del mismo nombre.
Esta ciudad tiene muchos retazos del navegante Cristóbal Colón, no solo se puede ver en su monumento en el casco antiguo, sino que también podrás encontrar una réplica de las tres carabelas que se llevó esta figura histórica en 1492. Si eres amante de la historia entonces no te puedes perder la Ruta Colombina. ¡Navegarás a través de la historia!
Pasamos toda la tarde visitando la ciudad de Huelva, descubrimos el Monumento a la Fe Descubridora y el Monasterio de la Rábida, pasamos por la Plaza del Punto y admiramos la Virgen del Rocío y ya, por último, contemplamos la increíble puesta de sol en el Muelle del Tinto.
 
Regresamos de noche a nuestro refugio en la provincia, El Castañar de Aracena. Este lugar es como de un cuento de hadas se tratase, además, su construcción es ecológica y se han empleado materiales naturales que se integran perfectamente en el entorno. Al igual que Volvo y Ruralka, este alojamiento comparte nuestra filosofía sobre la sostenibilidad. Aquí descansamos y reponemos pilas para nuestra siguiente parada. 
Nuestro siguiente destino el hotel Ruralka Kook Hotel Tarifa, en Cádiz. Pero antes, conducimos nuestro Volvo a una ciudad histórica que nos pilla de paso, Sevilla.
Como con Huelva, con nuestro coche eléctrico Volvo llegamos en menos de una hora y media a la ciudad sevillana. El viaje se nos ha pasado volando y es que Volvo, además de ser sostenible y eléctrico, también es muy cómodo. Perfecto para cuando tenemos que conducir largas distancias o viajar con la familia. Amplio, elegante y con nuestros mismos valores, Volvo es todo un acierto.
¿Qué decir de la ciudad de Sevilla? Aquí todo es imponente y magnífico, desde su Catedral hasta el Alcázar pasando por la Plaza de España, la Torre del Oro o el Parque de María Luisa. Estos son solo algunos de los lugares que visitamos en esta preciosa ciudad, además, también aprovechamos para adentrarnos en el río Guadalquivir con un bonito y tranquilo paseo en barco sobre sus aguas.
Ya por la tarde, volvemos a montarnos en nuestro Volvo y ponemos rumbo a nuestro último alojamiento Ruralka, el Kook Hotel Tarifa.
Durante este recorrido decidimos tomar la A-471 y recorrer con Volvo los pueblos que salpican la costa de Cádiz. Así pues, bordeamos Jerez de la Frontera y nos adentramos hacia la costa gaditana. Allí tenemos la oportunidad de avistar pueblos como Arsenal de la Carraca, San Fernando o Chiclana de la Frontera. Gracias a Volvo tenemos la oportunidad de adentrarnos en las tierras de Cádiz y de poder disfrutar del turismo rural de una forma ecológica y sin impactar negativamente al medioambiente. 
 
Tras dos horas y media conduciendo llegamos por fin a Tarifa, a un hotel que tiene su propio espíritu y estilo, el “espíritu kook”. Este alojamiento de líneas vanguardistas y modernas nos invita a descansar, a disfrutar de su terraza y respirar el aire que viene del mar. ¡Y nosotros encantados! Tras un largo viaje este hotel se siente acogedor y especial, perfecto para reponer las pilas antes de poner rumbo a nuestra última parada. 
A la mañana siguiente desandamos lo andado y conducimos hacia el noroeste, nos dirigimos con nuestro Volvo a la ciudad de Cádiz.
 
Allí nos esperan mucho patrimonio y playas de arena blanca. Recorremos la zona antigua y encontramos lugares preciosos como la Catedral, la torre Tavira o el Castillo de Santa Catalina.
Aprovechamos para darnos un chapuzón en las extensas playas gaditanas y disfrutamos del sol poniéndose sobre el mar. Una estampa única y maravillosa que cierra este viaje en el que, como siempre, Volvo ha acompañado a nuestros nómadas en su aventura por España.
 
¿Y tú? ¿Quieres ser un Nómada Rural? 

Regístrate

Descuentos y planes exclusivos para suscriptores.