Alojamientos sostenibles de Ruralka

La sostenibilidad cada vez resuena más dentro del sector turístico y nuestros alojamientos Ruralka no se quedan atrás y esperan a través de protocolos y campañas de sensibilización entre clientes aportar su granito de arena en el cuidado del entorno y del planeta.  
Nuestros establecimientos ecológicos Ruralka están muy concienciados con la disminución del impacto medioambiental, a través de sus acciones cuidan la naturaleza y ofrecen una experiencia única a los viajeros sin perder calidad y exclusividad. Como dice el fundador y director de Ruralka, Rafael Ausejo, "el viajero valora mejor a los hoteles sostenibles y eficientes frente a los que no lo son". 
En este post te presentamos tres hoteles de la familia Ruralka que han implantado en sus alojamientos recursos sostenibles y respetuosos con el medio. ¿Los conocemos juntos?

1. Miluna, Open Nature Rooms (Toledo, Castilla la Mancha). Lunas de diseño y proyectos sociales.
Alejados de la contaminación lumínica, en Hormigos, un pequeño pueblo de Toledo, se encuentra Miluna Open Nature Rooms, lunas privadas con vistas panorámicas al cielo y rodeadas de naturaleza. 
Pero su hotel va más allá de un alojamiento original, la sostenibilidad la llevan por bandera y por ello tienen un plan de reforestación en su finca para la que llevan plantadas más de 500 especies de árboles y arbustos; toda la alimentación del establecimiento proviene de pequeños proveedores de la zona; tienen un proyecto para compensar todas las emisiones que producen para posteriormente invertir en iniciativas sostenibles y de desarrollo rural. 
Este año, en concreto, han invertido en una replantación de castañeros en Perú y desarrollo rural para las familias que viven de ello (compensación de 95 toneladas de CO2); por otro lado, para 2022 tienen previsto sustituir completamente la energía eléctrica por energía solar y abastecer así su necesidad energética tras la implantación de 197 placas solares.  
2. Castillo de Monda (MálagaAndalucía). Sostenibilidad en una fortaleza.
No es lo mismo empezar a trabajar una política de sostenibilidad desde un edificio de nueva construcción que desde una antigua fortaleza que data del siglo XI. A pesar de tener una remodelación y estar acondicionado como un hotel boutique, el Castillo de Monda, en el malagueño pueblo de Monda, coronando el cerro de la Veleta, mantiene una filosofía sostenible en su día a día. 
Estas son solo algunas de sus acciones: iluminación led con detectores de movimiento, placas solares para calentar el agua caliente sanitaria, dispensadores rellenables para las amenities y utilización de productos locales en su restaurante; no venden botellas de plástico, sino que tienen pequeños bidones de aluminio que se rellenan con agua mineral; tienen dos cargadores para coches eléctricos en el aparcamiento; climatizan con ventiladores, toldos y sombrillas, utilizando el aire acondicionado cuando es estrictamente necesario; por otro lado, con el objetivo de apoyar causas sociales, los eventos con fines benéficos se cobran solo a coste, sin beneficio.   
3. Hotel La Vida de Antes (ToledoCastilla la Mancha). El compromiso real.  
En Consuegra, Toledo, se encuentra La Vida de Antes, una clásica casa manchega tradicional del siglo XIX, ubicada en este precioso pueblo donde los molinos de viento y el castillo fortaleza son protagonistas. 
Este hotel, donde al entrar parece que el tiempo se para, está plenamente sensibilizado con el ahorro de energía y elección de materiales y se han propuesto que su proyecto sea sostenible. Trabajan para que esta sea una conciencia general, para ello pone en marcha varias actividades como programas de limpieza y recogida de basuras en zonas verdes con jóvenes del instituto; apuestan por el producto local, como las tortas del Alcázar, el aceite, quesos y azafrán de Consuegra y los vinos de La Mancha; colaboran con artistas locales realizando exposiciones y ciclo de conciertos y literatura en el hotel; el edificio está rehabilitado con elementos constructivos de la zona (paredes de cal, ladrillo de era y teja curva, entre otros) además de uso de paneles solares y biomasa, bombillas de bajo consumo, control del uso del agua con reguladores de caudal y uso del pozo.
 Por otro lado, tienen un programa de apoyo y patrocinio a diferentes asociaciones como “Anda corre con Nosotras” y equipos deportivos locales. Un proyecto sostenible en proceso de mejora constante.  
Desde Ruralka defendemos el turismo rural, uno de los más sostenibles dentro de este sector. Defendemos un turismo lejos de la masificación y el ruido apostando siempre por respirar aire puro, perderse en la naturaleza, los paseos por la montaña y, sobre todo, el slowtravel. Nuestra selección de hoteles sostenibles es perfecta para aquellos que desean participar en el cuidado del medioambiente, ejerciendo un turismo diferente y responsable. 
El turismo rural sigue creciendo y buscando alternativas nuevas para reducir el impacto medioambiental, apoyando siempre a la sostenibilidad así como los productos de kilómetro 0. 
¡Vive una experiencia única y sostenible con nuestros alojamientos Ruralka!

Regístrate

Descuentos y planes exclusivos para suscriptores.