Planes a diez grados

En Ruralka hemos querido hacer una selección de algunos planes que se pueden realizar en plena naturaleza. Desde escalar montañas y descubrir las sierras del Pirineo, hasta quedarse toda una noche observando las estrellas como si fueras un auténtico astrónomo. Ideas muy variadas para los que quieran probar experiencias nuevas. ¿Te animas?

Enmarcado en medio de las sierras pre-pirenaicas y en plena naturaleza, se encuentra el hotel Can Boix, en Peramola (Lleida). Desde aquí nos plantean una ruta de senderismo con punto de salida y de llegada en el propio hotel a la Roca de Sant Honorat, el Roc de Rombau y la ermita de Castell-Llebre. El recorrido es de 9,6 km por el que además de riscos vertiginosos y grandes mesetas en altura con suerte avistaremos buitres, corzos o ciervos. Durante el trayecto, se pasa por El Roc de la Presó (o Picapoll) el cual fue, según la tradición local, utilizado como prisión durante las guerras carlistas. Esta roca está rodeada por grandes precipicios y dispone de un único punto de acceso, lo que la convertía en un emplazamiento ideal para una prisión. Por supuesto, tras la actividad, es imprescindible reservar en su restaurante para tomar una paletilla de cabrito con calabaza y kalamata o su canelón de ciervo con crema de setas y bechamel trufada. 

Foto: Can Boix de Peramola

La Casa del Ocejón se encuentra en Majaelrayo, en la Sierra Norte de Guadalajara, a los pies del Pico Ocejón (2.049 m), una casa de alquiler completo, de construcción típica de la zona, con una decoración cálida y acogedora. Desde aquí proponen convertirse en la base para conocer a fondo la famosa arquitectura negra de Guadalajara, un conjunto de pequeños pueblos que a lo largo de los siglos han conservado su peculiar fisionomía basada en la pizarra negra: La vereda, Matallana, Almirete o Valverde de los Arroyos, entre otros. Este es uno de los conjuntos arquitectónicos populares mejor conservados de Europa que, sumado a su variedad paisajística (hayedos, encinares, enebrales, etc.) y faunística (águila real, buitre leonado, corzo, gato montés, lobo) conforman una escapada que merece la pena hacer al menos una vez en la vida.

Foto: La Casa del Ocejón

Finca Bell Lloc, en Palamós (Gerona), se encuentra rodeada de naturaleza, un lugar increíble que produce vino, aceite, verduras, huevos y quesos… por ello, una de las propuestas es hacer una salida con el pastor de la finca, Roberto, para conocer a fondo este oficio milenario alejado de las grandes ciudades. El camino con las ovejas y las cabras sale de Mas Salvà, en el Valle de Bell Lloc entre viñedos y bosques. Al terminar el paseo, que dura aproximadamente una hora, se hace una degustación de los quesos y de los vinos de la bodega DO Ampurdá.

Foto: Finca Bell Lloc

En la pequeña población de La Fontañera, provincia de Cáceres, se encuentra Finca El Cortiñal, una hacienda de más de 200 hectáreas, donde encontramos un eco-retiro de 7 habitaciones en lo que antaño fue un caserío. Extremadura es un destino único para la observación del cielo nocturno, por eso, desde aquí, protegidos de la contaminación luminosa, proponen una noche en la que con la ayuda de un telescopio profesional y de la mano de un guía especialista en divulgación astronómica, se puedan observar las estrellas interpretando todo aquello que vemos en el cielo. Esto se hace gracias al apoyo de la empresa “Entre Encinas y Estrellas, Complejo Astronómico Turístico” sin salir de Finca el Cortiñal.

Foto: Finca el Cortiñal

Regístrate

Te regalamos 10 € en tu primera compra de Escapadas Ruralka.