Del huerto al plato. ¡Descubre nuestros huertos!


En Ruralka queremos realizar un homenaje a todos los chefs que trabajan desde las cocinas del campo. A través de nuestro sello The Country Chef, ponemos sobre la mesa la importancia de los productos de calidad y de kilómetro 0, hoy os traemos unos planazos para este verano que te permitirán descubrirlos, ¿te vienes?
Nuestros hoteles con encanto no solo presumen de tener una personalidad única, sino que también nos enseñan a cuidar de la tierra y a beneficiarnos de ella. A través de sus huertos conseguimos productos sostenibles, respetando el medio ambiente y con un sabor de primera. 
Vuestros anfitriones comparten hoy con vosotros sus secretos y sus platos con elaboraciones increíbles en donde la fruta y la verdura de temporada son las grandes protagonistas., ¿tienes ganas de conocerlos? Vive experiencias únicas con nuestra Escapada Volver, ¡vamos allá!
1. MÁS DE CIEN FRUTALES EN FINCA PORTIZUELO, EN ASTURIAS 
En Luarca, Asturias, en una finca de más de cinco hectáreas y surcada por dos arroyos que desembocan en una playa vecina, se encuentra Finca Portizuelo. Desde este privilegiado rincón de la cornisa cantábrica solamente utilizan productos ecológicos, algunos de ellos de elaboración propia, algo que llena de orgullo a sus propietarios. 
En su huerto hay unos cien frutales: manzanos de diferentes variedades, perales, ciruelos, cerezos, kiwis, naranjos, mandarinos, pomelos, higueras, nísperos, paraguayas, melocotoneros, membrilleros, nogales, castaños y avellanos que proporcionan materia prima para zumos, mermeladas, batidos y refrescos. En la huerta nunca faltan las fabas, pero también siembran tomates de muchas variedades, pimientos, judías verdes, fresas, alcachofas, lechugas diversas, rúcula, cebollas, ajos, calabazas, puerros, calabacines, berenjenas, acelgas, espinacas, berzas, brócoli, kale, hierbas aromáticas, etc. 
Desde hace poco, han abierto una sección de recetas en Instagram donde comparten todos sus secretos culinarios y platos que ofrecen tanto en los desayunos como en las cenas: tarta de espinacas, nutella casera, empanadillas argentinas (versión vegetariana), carrot cake, berenjenas a la parmesana o por supuesto, la fabada asturiana. Del huerto al plato, con muchísima variedad y sabor. 
2. LAS CEBOLLAS RELLENAS EN UNA ALDEA ASTURIANA, A 700 METROS DE ALTITUD. 
En Linares (Asturias), en una aldea de apenas 40 habitantes, se encuentra CieloAstur, 12 eco villas independientes en una finca de 10.000 metros cuadrados y a 700 metros de altitud en el Parque Natural Las Ubiñas-La Mesa. 
El restaurante “La Cuadrina de Estanislao”, fiel a la filosofía de todo el proyecto mantiene la tendencia Slow Food y consumen solo productos elaborados a menos de 100 kilómetros del hotel, incluso el agua que proviene de un manantial cercano y filtran por osmosis envasándola en botellas de cristal reutilizables. En la carta, además de en su apartado vegano, los platos se nutren de lo que llega del huerto, en su perfecto punto de maduración. Uno de las recetas estrella son las cebollas rellenas, que además de llevar carne de ternera tiene zanahorias, pimiento y tomates. 
Y despacito con el chup-chup de los buenos guisos, el cocinero Roberto González acerca un plato natural, tradicional y sostenible a la mesa de sus huéspedes. 
 
3. JESUSKOA, EN GUIPUZCOA, UNA HUERTA EN LA QUE APRENDER CON LOS MÁS PEQUEÑOS 
A 20 minutos de San Sebastián, dentro del geoparque de Zumaia, en el hotel Jesuskoa, la familia Oliden lleva 7 generaciones ofreciendo naturaleza, paz y una excelente gastronomía. La cocina presta especial atención a los pequeños productores locales y a los productos propios de la huerta, que tiene 800 metros de extensión, aplicando nuevas técnicas y respetando la esencia de la tradición en las recetas. 
Para los más pequeños tienen una actividad en torno al huerto donde conseguirán identificar plantas y sus frutos, gracias a los diferentes carteles y a las explicaciones del personal de la casa. De aquí se nutre en parte el restaurante durante todo el año y en su carta se pueden encontrar platos como Lasagna de calabacín, cebolla caramelizada, bacon gratinado de mozarella y crujiente de puerro o los cogollos de Tudela con mermelada de tomate, salsa tártara, anchoas de Guetaria y frutos secos.  
Este año, Ramón Oliden ha sido galardonado con el premio al mejor hotelero de Ruralka.
No te pierdas todos nuestros planes de verano Del Huerto al Plato y disfruta del conocimiento de cocineros increíbles que desde valles, pueblos y montañas son capaces de llevar a la mesa de sus comensales platos con productos de la tierra y elaboraciones increíbles. 
¿Quieres vivir una auténtica experiencia gastronómica de primera mano? Nuestra Escapada The Country Chef te está esperando. ¡Para chuparse los dedos!

Regístrate

Te regalamos 10 € en tu primera compra de Escapadas Ruralka.